domingo, 26 de abril de 2015

CATA DE VINOS DE DO SOMONTANO


EN EL PETIT CELLER

El pasado  sábado 18 de abril  participamos en la cata de vinos del Somontano organizada por el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Somontano en el Petit Celler, situado en la C/Beethoven 8 de Barcelona.
El Petit Celler es un local moderno ubicado en lo que era un antiguo banco, con más de mil referencias de todo el mundo, contando una mayor presencia de Riojas y Riberas. Me sorprendió la cantidad y nivel de grandes vinos y champagnes custodiados, nunca mejor dicho, en la sala de la caja fuerte a temperatura y humedad controladas.


..



La cata estuvo muy bien dirigida por Raquel Latre, sumiller oficial de la D.O. Somontano. La verdad es que se nos ganó a todos los presentes nada más empezar. Se notaba su cariño por su tierra y su gente, tan importante en el mundo del vino.
Raquel nos explicó que debido a la gran variedad orográfica y pluviométrica de la zona, la D. O. Somontano nació sin limitar la variedad de uva con la que se pueden elaborar sus vinos para que cada vinicultor eligiera la que considerara más adecuada para sacar el mayor provecho y expresividad de sus parcelas.

La cata fue muy amena y distendida. En ella Raquel nos fue enseñando y recordando pequeños trucos para una buena cata: Coger correctamente el vaso (por el pie o base), Airearlo (moviendo un poco en pequeñas circunferencias para detectar mejor los aromas), el canto del jilguero (para notar el sabor en nariz),,.... 



En blancos la variedad predominante es la Chardonnay y con ella comenzamos la cata. Nos sirvieron un Chardonnay 234 del 2014, de la bodega Enate. Un vino con 6 meses en barrica y que presenta un color amarillo claro, joven, con claras notas en nariz de melocotón, acidez bien equilibrada, largo en boca con toques de miel. Seguramente maridará bien con mariscos y pescados a la parrilla.




El segundo vino tastado fue el Viñas del Vero Gewürztraminer 2014, de la bodega homónima. La Gewürztraminer es otra variedad que se ha adaptado muy bien al clima y terreno del Somontano. En este vino se refleja muy bien los caracteres varietales, con aromas a rosa y en los que el lichi es claramente distinguible. De un amarillo claro de reflejos verdes, ligero y elegante en boca. Ideal para quien disfruta con vinos marcadamente afrutados.




Antes de los tintos seguimos con Alquezar Rosado del 2014, elaborado por Bodega Pirineos. Un vino rosado elaborado de un coupage de tempranillo y cabernet sauvignon, los tintos más presentes en la D.O. Tened en cuenta que un rosado no es lo mismo que un clarete. El segundo es una mezcla de vino tinto y blanco mientras el rosado se elabora a partir de uvas tintas en las el mosto está en contacto con los hollejos un breve periodo de tiempo, las horas suficientes para dar el color deseado al vino. El Alquezar Rosado es un vino con un atractivo color rosado, presenta una ligera aguja, muy parecidos en boca y nariz, fresa en compota, chuches (¡recuerda al palote de fresa!). Es un vino de reciente factura, que está teniendo mucho éxito al ser fácil de beber. Para aperitivos en terraza de verano, fresquito.



Luego pasamos a los tintos. Primero con una variedad genuinamente local: parraleta. Nos sirvieron un Sers Singular del 2013, de la Bodegas Sers. Es un vino de color cereza, aroma a fruta madura, algo especiado, la madera bien integrada, elegante y equilibrado en boca, largo, fresco, mineral suave y complejo. Me recuerda a vinos más delicados y frescos con una expresividad de vinos de latitudes superiores.





Finalizamos con un tinto de otra variedad clásica del Somontano, la garnacha: Antiqua del 2012 elaborado por Bodegas Obergo. La uva de este vino se recolecta de viñas viejas, dándole el toque característico de fresas maduras. De color cereza brillante, su alta graduación (14,5°) se deja notar en nariz. En boca es sabroso y sedoso, Un vino largo para degustar con carnes rojas y rostidos.





Al acabar nos invitaron a finalizar las copas de la cata junto con productos de la región. Una interesantísima selección de embutidos y quesos, acompañados con pan con aceites. El Somontano es algo más que vino, y como todo buen vino, es más que recomendable degustarlo con productos de la tierra donde se crió.








Raquel nos animo a ir a visitarla a la Ruta del Somontano y más concretamente en sus fiestas, primera semana de agosto. Si queréis más información pinchar aquí . 

Fue una experiencia genial y si podéis os recomiendo visitarla a ella y al Petit Celler

Gracias Raquel, Somontano y el Petit Celler por esta fantástica cata!

1 comentario :

Deja aqui cualquier duda o comentario que tengas